consejos | 24/Sep/19

Prepara a tu hijo para la vida, no la vida para tu hijo

El amor. A veces creemos que el amor por nuestros hijos justifica todo lo que hacemos por ellos, pero precisamente lo que creemos que es amor formador se ha convertido en muletas para una vida atrofiada.

Resultado de imagen para persona con muletas

Duras las palabras pero verdaderas. «Musculo que no se utiliza, inevitablemente se atrofiará» si haces todo o casi todo por tus hijos no los preparas para la vida, estás tratando de construir un camino de rosas para ellos el cual es efímero y dudará poco.

El escritor y formador Tim Elmore nos habla un poco de este punto y como nosotros como padres podemos formar o deformar la vida de nuestros hijos, y créeme la linea es muy delgada entre estas dos cosas.

Comentarios