consejos | 28/Jul/20

La sobre protección mata a las personas.

Entendemos como padres que Dios nos ha dado la responsabilidad de cuidar a nuestros hijos e hijas. ¿Hasta cuando?

Si bien nunca dejamos de ser padres somos la especie que más tiempo dura con sus «crías» por decirlo de alguna manera.

En el reino animal las crías aprenden a defenderse solas al poco tiempo de nacidas y eso prolonga la especie haciendo que las próximas generaciones se hagan más fuertes.

Nuestra generación y las que se está formando son cada vez más dependientes y nosotros como padres hemos fomentado eso con palabras como «ella no pasará por lo que yo pasé» «el tendrá todo lo que yo no tuve».

¿Que tanto mal le hace a nuestros adolescentes un poco de dificultades? ciertamente ellas nos han formado.

En este vídeo Enhamed Enhamed propone que “la sobreprotección mata a las personas” y asegura que debe parte de su éxito a la educación que le dieron sus padres. El deportista, que se quedó ciego a los ocho años, afirma que “una de las mayores discapacidades es la falta de confianza en uno mismo”. Está convencido de que las emociones más duras – como el dolor, el miedo o la tristeza – se pueden entrenar, y considera que perder la visión “fue una suerte” porque le ha permitido esforzarse y mejorar. “Si no me hubiera quedado ciego no hubiera tenido la vida que tengo”,

Comentarios