Iglesia | 29/May/16

Revista Líder juvenil – Justicia Social ¿Las manos de la iglesia?

Screen Shot 2016-05-29 at 2.47.36 PM

Te invitamos a leer la nueva edición de la revista Líder Juvenil: Justicia Social. Encontrarás excelentes artículos y reflexiones acerca del tema desde diferentes puntos de vista. Te compartimos uno de estos artículos, escrito por Sergio Valerga, Los Jóvenes necesitan ser desafiados al servicio y la justicia social:

En los últimos años hemos realizado decenas de viajes, de entre uno a cinco días, junto a grupos de estudiantes de entre 25 y 50 jóvenes a diferentes ciudades de los Estados Unidos. Cada uno de ellos ha tenido una experiencia inolvidable, desde la convivencia hasta el tiempo que estamos junto a otros jóvenes ministrando y compartiendo del amor de Jesús. La vida estudiantil dentro del Instituto Cristo para las Naciones en Dallas, Texas es una experiencia transformadora, pues estos viajes ponen a los jóvenes en contacto directo con la necesidad y el dolor de muchos jóvenes de diferentes espectros sociales.

Cualquiera que haya vivido uno de estos viajes te podría decir que ha marcado su vida para siempre. Con el paso del tiempo y a medida que se van graduando, uno de los más grandes placeres que tenemos es que muchos de ellos ahora vienen con sus grupos a participar de nuestras actividades y campamento de verano, pues ahora trabajan con jóvenes.

Es clave que involucremos a los jóvenes en experiencias de servicio y misiones porque estas serán de gran ayuda para despertar en ellos una pasión por la gente, al igual que uno gran herramienta de discipulado.

¿Cómo podemos levantar una generación que ame y sirva a Dios por sobre todas las cosas así como a los demás?

LOS JÓVENES ESTÁN LISTOS PARA LA ACCIÓN

Una de las claves es redireccionar las fuerzas, la pasión y la energía que ellos tienen en sus años de adolescencia y juventud hacia los más necesitados. Tenemos que proveerles no solo las enseñanzas acerca de lo que la Biblia nos habla con respecto a los más necesitados, sino también oportunidades para que ellos les puedan servir. Ayudémosles a desarrollar una vida de servicio a los demás. Muchos jóvenes de esta generación han recibido mucho, pero han sido poco desafiados. Ellos tienen más potencial por desarrollar. Muchos de ellos están en la búsqueda de una causa por la cual sea digno vivir. Cuando encuentran una causa, ellos toman medidas extremas para hacer la diferencia. Utilicemos la sed de aventura, de correr riesgos y la creatividad con la que cuentan nuestros jóvenes.

Todos desean vivir experiencias significativas. Sinceramente creo que nuestro caminar cristiano debería caracterizarse por ellas. ¡En la Biblia no encontramos ningún indicio de aburrimiento o pasividad en la vida de los héroes de la fe! La conciencia que esta generación tiene con respecto al sufrimiento global nos asegura que harán oídos sordos a cualquier mensaje que omita abordar las necesidades sociales y mundiales. La conciencia del sufrimiento global proporciona una oportunidad maravillosa para el evangelio, ya que podemos demostrar que constituye una respuesta mejor y más integral para los problemas del mundo. La puesta en práctica de lo que enseñamos es una plataforma increíble de discipulado y aprendizaje constante.

MANIFIESTO: UN LLAMADO A LA REVOLUCIÓN

Este es un llamado a salir del conformismo.

Un llamado a derrotar la influencia del consumismo de nuestras vidas.

Un llamado a salir de la burbuja y comenzar a ser actores relevantes en nuestra cultura y sociedad.

Un llamado a dejar el cristianismo de entretenimiento y abrazar el evangelio de revolución.

Un llamado a pararnos frente a las injusticias de este mundo.

Un llamado a ser la voz de los que no tienen voz.

Un llamado a utilizar la abundancia y los recursos que Dios ha puesto en nuestras manos y alcanzar a los que menos tienen.

Un llamado a concentrar nuestros esfuerzos afuera de las paredes de la iglesia.

Un llamado a extender el reino de Dios aquí en la tierra.

Un llamado a leudar con la levadura de justicia, santidad y verdad la masa de un mundo que desesperadamente espera la manifestación de los hijos de Dios.

Un llamado a ser sal y luz para traer el sabor y el brillo de Jesús a nuestra generación.

¡Adelante en la tarea de preparar a una generación mejor que la nuestra!

Continúa leyendo  

Comentarios