Iglesia | 09/Nov/15

Líder Juvenil – Bullying

10404259_10153258165286194_2921980408902136545_n

 

Ya puedes leer la revista Líder Juvenil que este mes trata el tema del Bullying. Te compartimos parte de la editorial que explica más acerca del tema en la iglesia:

Uno de los proyectos que me ha dejado muy gratas memorias y amistades es El Bunker. Durante varios años tuve la dicha de conducir este programa radial, junto a un equipo fantástico de colaboradores. Semana a semana, abríamos los canales de comunicación con nuestra audiencia, en su mayoría jóvenes de 13 a 19 años, para escuchar sus preguntas, animarles a tomar decisiones correctas, por medio de los consejos de Dios. Nuestro objetivo era ayudarles a encontrar un refugio contra los ataques de la vida real.

Recuerdo cómo muchas de las conversaciones en vivo eran historias muy complejas, dolorosas, difíciles de resolver, y sobre todo que requerían un proceso de discipulado y consejería. En pocos minutos no es posible dar una respuesta inmediata que lo resuelva todo; no hay fórmulas mágicas ni atajos.

Sin embargo, siempre tuve en mente dos preguntas reveladoras que podían ayudarnos. En muchos casos pude hacerlas al aire con la persona que nos llamaba y contaba su situación. La primera de ellas era fácil de contestar: «¿Asistes a alguna iglesia?».

Aunque es una pregunta bastante superficial, nos daba al menos un indicio del trasfondo religioso de cada interlocutor. Con esto teníamos una somera vista de su fe, relación con Dios y posible participación en algún ministerio juvenil. Tengo muy presente que todos nuestros oyentes afirmaron muy rápidamente que sí; todos.

Luego venía una segunda pregunta, más profunda, que podía darnos una luz de esperanza. «¿Existe en tu iglesia alguna persona de confianza con la que puedas hablar de este tema?»

Permítanme hacer una pausa mientras escribo estas líneas. Aún me duele la forma en la que resuena en mi mente cada una de sus respuestas.

Sin excepción, todos respondieron lo mismo.

Eran nuestros jóvenes. Estaban en nuestros cultos. Cargaban el agobiante peso de heridas, luchas, fracasos, dudas, temores. Estaban solos. Desconectados. Abandonados.

Siempre sentía extraño cómo tantos jóvenes se atrevían a llamar y hablar en vivo de sus casos tan complejos con alguien que no conocían y a quien no podían ver. Supongo que contar con la compañía de una invisible voz que flota en las ondas sonoras es mejor que nada. Imagino que el dolor y el peso que sentían debieron haber sido abrumadores como para atreverse a confiármelo.

Estoy convencido que las crisis que las nuevas generaciones enfrentan son mucho más agudas que las que nosotros vivimos. Por lo tanto, tengo la certeza que lo que más necesitan hoy para sobrevivir es contar con una zona segura. Ellos necesitan tener un lugar, físico y emocional, en el que puedan sentirse a salvo. Necesitan que seamos líderes que ganan la confianza y saben escuchar. Necesitan a alguien que les de esperanza; no solo una palabra de ánimo sino la Palabra poderosa de parte de Dios. Necesitan una perspectiva y una esperanza sobrenatural.

Lee – Líder Juvenil 

 

 

 

 

Comentarios

Deja un comentario