Erika Guzmán | 18/Sep/13

Reflexión – Fe que piensa, fe que siente

Te invitamos a leer esta reflexión acerca de la fe que nos comparte nuestra colaboradora Erika Guzmán:

“Estoy caminando a ciegas en un camino que ya tú trazaste. Lo único que encuentro es tu mano. Ella me dirige en ocasiones, en otras, solamente me reta a encontrarme contigo. Tener fe, la lucha más grande de todos los tiempos. ¿Cómo sostener mi fe en momentos de soledad, de deudas, de persecución?
Por tal razón, la fe no es un amuleto. Es un guiador. Me llevas donde deseas llevarme, donde necesitas que esté. Haces que mis pies se apoderen de las montañas. Destruyo el temor mientras huyo a tus brazos.
Eres más que un padre, más que una canción, más que una nueva acción; tú eres mi Dios.
¿Cómo podría escapar de la perversidad de este mundo si descuidara una salvación tan relevante?
Te necesito y me salvas.
Me perdonas y me levantas.
Me das nuevas fuerzas y me amas.
Me amas con un amor dulce casi imperceptible al mundo común. Es un amor que sobrepasa las esferas más habitadas de universo.
Me has hecho descubrir la paz de cada tormenta y la vida en cada pérdida.
¿Cómo podría no amarte, Jesús?
Mi único Salvador, mi fe, mi ancla, mi esperanza. Mi amor.”

Comentarios

3 respuestas a “Reflexión – Fe que piensa, fe que siente”

  1. angie dice:

    gracias por esta reflexión!! me gusta mucho la mayoría de las publicaciones de esta pagina.

Deja un comentario