devocional | 07/Mar/16

Deudas Pendientes – Devocional

pexels-photo-38940-large

 

Mira este devocional que puedes compartir con los jóvenes del grupo esta semana:

¿Alguna vez un pariente te pidió dinero prestado y llegado el momento de pagar negó su deuda o se esfumó?

Qué complicado resolver ese tipo de problemas y zanjar los distanciamientos que se producen a causa de ellos. Además del dolor que sentimos por tratarse de alguien cercano.

El libro de Filemón narra la historia de un hombre rico llamado Filemón y su sirviente Onésimo.

No sabemos cómo, Onésimo se metió en problemas de dinero y la única forma de saldar sus deudas fue sirviendo como esclavo en casa de Filemón. Pero a este muchacho no le agradó ser esclavo y terminó huyendo para no pagar su deuda. En su huida conoció al apóstol Pablo, éste le habló de Jesús y le hizo ver su pecado.

Pablo pidió a Onésimo que regresara a la casa de su amo, con una carta que él le escribió, y que se enfrentara al hombre que le había dado la mano y a quién había traicionado.

En su carta, Pablo resaltó la alegría que sentía de saber cómo Filemón amaba a las personas, las consolaba y animaba, (v.7). Le pidió expresamente que perdonara y recibiera a Onésimo, como si fuera Pablo. Le pidió que lo tuviera de nuevo con él, pero ya no más como un esclavo, sino como un hermano, porque él ahora era otra persona.

Continúa leyendo en Especialidades Juveniles Chile 

Comentarios

Deja un comentario