Iglesia | 15/Jul/13

Aburrido, Divertido, Repetitivo – Como usar las dinámicas con los Jóvenes

Muchas veces la rutina gana a la creatividad por tener tanto por hacer, en las reuniones de adolescentes y jóvenes. En esta reflexión que nos comparte nuestro colaborador Joel Soto nos presenta algunas alternativas para ser más creativos a la hora de organizar la reunión para jóvenes sin dejar a un lado la enseñanza del mensaje.

“He notado algo muy interesante que está ocurriendo en las iglesias que han actualizado su método o estrategia para trabajar con los jóvenes, hoy en día se utilizan dinámicas, juegos, videos, películas, eventos, conciertos y entre otros para captar la atención de los jóvenes.

Pero algo que he observado es que ha venido creándose un pequeño pero que puede llegar a ser un gran desequilibrio, para ser más específico. Hay líderes de jóvenes que utilizan mucho todos los métodos antes mencionados para DIVERTIR a sus jóvenes y en ocasiones por enfocarse tanto en mantener en diversión a sus jóvenes, pierden de vista una importante o mejor dicho la más importante tarea que tenemos todos aquellos los que servimos a Jesús y a los jóvenes, esto es, enseñarles las palabras de cristo y ayudarles a transitar el camino que se abrió asía a Dios por el precio de la Cruz.

No pretendo decir que divertir a los jóvenes este mal, no es eso, no me mal entiendan, mi verdadero propósito al tocar este tema es poder lograr un momento de reflexión en todos aquellos los que trabajamos con jóvenes para que pensemos: ¿Cuál es el propósito principal por el cual cada día de la semana me reúno con mis jóvenes? ¿En el desarrollo de mis actividades se está buscando alcanzar este propósito principal? ¿Cómo, de qué forma? ¿Estoy dando más prioridad a mantener un escenario divertido pero tal vez, solo tal vez un poco vacío del verdadero significado por el cual nos reunimos?.

Estoy completamente seguro que debe existir un equilibrio en nuestras reuniones con los jóvenes, debemos lograr que nuestras actividades sean atractivas y divertidas, por su puesto, pero sin dejar a un lado la profundización de las palabras de Jesús, la relación entre todos con todos y de todos con el altísimo, es necesario que siempre que vayamos hacer cualquier actividad, no perdamos de vista nuestro propósito último para con los jóvenes que Jesús al avernos redimido nos da la oportunidad de influirles para guiarles por este camino.

Si no lo hacemos volveremos a un estancamiento y repetición continua de actividades sin propósito y fundamento, y al final solo lograremos una cosa DIVERTIR pero no TRANSFORMAR.”

Escrito por | Joel Soto

Comentarios

Deja un comentario