devocional | 28/Sep/15

Devocional – ¿En qué estas pensando?

think-think-think-1-1432445

Un devocional que nos comparte Especialidades Juveniles Chile, que seguro te sera de gran ayuda, te invitamos a leerlo y compartirlo con otros líderes.

Una cosa es pensar en lo que queremos y otra muy distinta en lo que debemos.

La forma en que pensamos determina nuestra conducta, la forma en que reaccionamos y enfrentamos diversas situaciones, cómo vemos y vivimos nuestra vida.

La Palabra nos anima a “mantener nuestra mente ocupada pero en lo que es verdadero, noble, correcto, puro, hermoso y admirable. En lo que tiene alguna virtud y digno de reconocimiento”. (Fil.4:8) ¿Por qué dice eso? Porque tú y yo somos dominados por nuestros pensamientos, ellos controlan nuestra vida.

Todo aquello que consideremos importante (sea bueno o malo), los pensamientos y las palabras que ocupen nuestra mente, en esas que ponemos toda nuestra atención, irán ocupando un lugar de relevancia y se convertirán en una fuerza poderosa.

El dramaturgo C. Redae dijo: “Siembra un pensamiento y cosecharás un acto. Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino”.

Cuán cierto. Todo pecado comienza en nuestra mente y cuando permitimos que éste anide en ella terminamos haciéndolo y al repetirlo una y otra vez, se convertirá en un hábito, en nuestra forma de ser y nos llevará a un destino destructivo.

Por lo tanto es necesario rechazar esos pensamientos destructivos, sacarlos definitivamente de nuestra mente y suplirlos inmediatamente por algo superior: el poderoso mensaje de Dios. Absolutamente confiable, nuestra fuente de dirección, que nos corrige, nos ayuda y nos enseña cómo vivir (2ª Tim.3:16).

Puede que pienses o sientas que tienes mil problemas y pecados, pero hay una excelente noticia: La Biblia tiene más de 7000 promesas, ¡Dios tiene muchas más promesas que los problemas que podamos tener!

Ahora debemos comenzar a sustituir esas palabras y esos pensamientos de lo que hicimos, de lo que fuimos o de lo que somos y cambiarlos por lo que queremos ser y por lo que Dios quiere que hagamos en la vida.

No sé en qué estarás pensando ahora, pero te aseguro que “él tiene pensamientos de bien y no de mal para nosotros” (Jer.29:11). Él nos conoce perfectamente, pero aún así, está dispuesto a cambiar nuestros pensamientos y sustituirlos por sus promesas y su poderosa Palabra, para dar nos un prometedor futuro.

“El Espíritu es el que da vida, el cuerpo no tiene nada que ver en eso. Las palabras que les he dicho vienen del Espíritu y por lo tanto dan vida”. Jn.6:63

Pidamos la intervención de su Espíritu, para poder reconocer nuestra necesidad de una mente nueva, renovada y transformada por Dios y así vivir la vida que él tiene para nosotros.

Fuente – Especialidades Juveniles Chile 

Comentarios

Deja un comentario