articulos | 11/Jun/19

Los 10 problemas sociales más poderosos para los adolescentes

La Internet cambio el campo de batalla y amplificó las luchas que enfrentan los jóvenes

Los 10 problemas sociales más poderosos para los adolescentes

La internet cambio el campo de batalla y amplificó las luchas que enfrentan los jóvenes.

Los avances tecnológicos en general han puesto a los adolescentes de hoy a enfrentar problemas que ninguna generación anterior ha visto nunca. Si bien algunos temas no son más viejos que los dinosaurios, los medios electrónicos han cambiado o ampliado algunas de las luchas que enfrentan los jóvenes.

De hecho, el adolescente promedio pasa más de nueve horas cada día usando sus dispositivos electrónicos. Sus hábitos en las redes sociales y su consumo de medios están cambiando la forma en que los jóvenes se comunican, aprenden, duermen y hacen ejercicio, este patrón llega incluso a los padres milenials, sino me crees, piensa en esto ¿En qué lugar de tu presupuesto esta pagar el Internet en casa?.

Aquí están las 10 monstruos con las que luchan tus adolescentes de hoy:

  1. Depresión

Un estimado de 3.1 millones de adolescentes en los Estados Unidos tuvo al menos un episodio depresivo mayor en el último año. Hablamos de estados unidos porque llevan la cuenta de todo, en Latinoamérica cuesta conseguir los datos, pero se asemejan.  Eso significa que 20 por ciento de los adolescentes experimentará depresión antes de llegar a la edad adulta.

Las tasas de depresión están aumentando entre los adolescentes, especialmente en niñas . Pasar demasiado tiempo en dispositivos electrónicos puede estar impidiendo que los jóvenes participen en deportes o actividades con compañeros que ayudan a prevenir la depresión, las actividades físicas activan las endorfinas y otros neurotransmisores que ayudan a estar más felices.

Los trastornos depresivos son tratables, pero es importante buscar ayuda profesional. Adolescentes que no se deprima no es adolescente, antes de llevarlo al psicólogo, pase tiempo con el o ella, ejercítese juntos, tiempo de calidad. Sea intencional y persista. Sino funciona, pues ahí si, llévelo al médico.

Salmos 42:5

¿Por qué te abates, alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios, pues he de alabarle otra vez por la salvación de su presencia.

  1. Bullying

Según una investigación realizada por Family First Aid, el 30 por ciento de los adolescentes en los EE. UU. Han estado involucrados en la intimidación, ya sea como víctima o como agresor. El aumento del uso de las redes sociales por parte de los adolescentes ha hecho que el acoso sea mucho más público y más generalizado

Hable con su adolescente sobre acoso escolar con regularidad. Discuta qué puede hacer cuando sea testigo de acoso y hable sobre las opciones si ellos son las víctimas.

Un buen apoyo familiar refuerza la personalidad en los adolescentes y una buena información en cuanto a este tema le ayudará a sobreponer la situación, tenga en cuenta que hay un límite que debe saber para buscar ayuda de una adulto.

2 Samuel 22:3

Dios es mi Fuerte, en él confiaré; mi escudo, y el cuerno de mi salud; mi defensa , y mi refugio; mi salvador, que me librarás de violencia.

  1. Actividad sexual

¿Mi bebe, Sexo? Aunque se te haga difícil procesar el nombre de tu adolescente y la palabra sexo en la misma línea, Sobre la base de los datos de Vigilancia de conductas de riesgo para jóvenes de 2017, el 41 por ciento de los estudiantes de secundaria informaron ser sexualmente activos. Eso significa que la actividad sexual ha disminuido ligeramente en la última década, pero el consumo de pornografía ha aumentado.

De los 20 millones de nuevas enfermedades de transmisión sexual cada año, más de la mitad estaban entre jóvenes de 15 a 24 años.

Sin embargo, (y este es un punto importante) las encuestas muestran que la mayoría de los padres no creen que sus hijos sean sexualmente activos. Hable con su hijo adolescente sobre el sexo y pornografía, incluso si no cree que su hijo esté participando en actividades sexuales. Si usted no lo hace, otro lo hará.

 

  1. Drogas

En Latino américa varios países con o personas un tanto desajustadas, han llevado iniciativas para legalizar el consumo de drogas en “bajas dosis” por ejemplo Colombia, donde vivo es uno de ellos. Ya se dieron cuenta de mala manera que es un problema no solo de salud pública, sino de moral que daña la sociedad desde temprana edad.   En 2017, el 6 por ciento de los estudiantes de duodécimo grado informaron que consumían marihuana diariamente. El consumo de marihuana supera el consumo de cigarrillos que está en la adolescencia ahora.

Las encuestas muestran que los adolescentes creen que la marihuana es menos dañina ahora que en años anteriores. Esto puede deberse a las cambiantes leyes que la rodean.

Mantener conversaciones regulares sobre los peligros de las drogas. Y no olvide mencionar los peligros de los medicamentos recetados.  Desafortunadamente, muchos adolescentes subestiman lo fácil que es desarrollar una adicción. Y no entienden los riesgos asociados con la sobredosis.

  1. Alcohol

El Alcohol es un inhibidor social, y a quien no le gusta ser el alma de la fiesta.  Es importante mantener conversaciones regulares sobre los riesgos del consumo de alcohol entre los menores de edad. Educa a tu adolescente sobre las consecuencias, llévalo a pasear y a ayudar por los lugares donde hay personas que se pasaron de copas por toda una vida. El alcohol puede afectar seriamente al cerebro en desarrollo de un adolescente.

  1. La obesidad

Según la Encuesta de evaluación de la salud y la nutrición, el 20.6 por ciento de los jóvenes de 12 a 19 años son obesos.  Los niños obesos tienen un riesgo mucho mayor de tener problemas de salud de por vida, como diabetes, artritis, cáncer y enfermedades del corazón, estas enfermedades han aumentado dramáticamente en esta generación.

Las encuestas muestran que los padres son malos para reconocer cuando sus hijos tienen sobrepeso. Tienden a subestimar el tamaño de sus hijos y los riesgos asociados con el sobrepeso en la siquis humana, estar gordito es sinónimo de buena salud.

Hable con el pediatra de su hijo sobre el peso y la masa corporal adecuados para la estatura y la edad de su hijo y pregúntele qué medidas puede tomar para asegurarse de que su hijo esté sano.

Lucas 21:34

Y mirad por vosotros, que vuestros corazones no sean cargados de glotonería y embriaguez, y de los cuidados de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día.

 

  1. Problemas académicos.

¡no es el burro del salón! Ya no son solo los “adolescentes con problemas” los que abandonan la escuela. Algunos adolescentes sienten tanta presión por ingresar a una buena universidad que se están agotando antes de graduarse de la escuela secundaria.

Cada vez más la evaluación del sistema educativo en toda américa está siendo cuestionado y está dejando ver lo arcaico que es y lo poco que ayuda a la superación y el desarrollo de fortalezas en las personas. Infórmese como puede mejorar el aprendizaje de su adolescente y no solo en ue saque las mejores notas.

Manténgase involucrado en la educación de su adolescente. Proporcione apoyo y orientación y esté preparado para ayudar.

 

  1. Presión de los compañeros

Si bien la presión de los pares no es un tema nuevo, las redes sociales lo llevan a un nivel completamente nuevo. Sexting, por ejemplo, es una de las principales causas de preocupación ya que muchos adolescentes no entienden las consecuencias de toda la vida que puede tener compartir fotos explícitas en sus vidas.

Dale a tu hijo habilidades para tomar decisiones saludables y resistir la presión de sus compañeros. Hable con su adolescente sobre qué hacer si comete un error. A veces, los niños pueden tomar malas decisiones y pueden tener demasiado miedo de buscar ayuda. Anime a su adolescente a hablarle cuando cometa un error.

  1. Redes sociales

Facebook , Instagram y Twitter pueden ser excelentes maneras para que los adolescentes se conecten entre sí. Pero, las redes sociales pueden ser problemáticas por varias razones.

Independientemente de las precauciones que tome, es probable que los adolescentes aún estén expuestos a personas desagradables, imágenes poco saludables y contenido sexual en línea. Si bien se están implementando medidas para reducir los riesgos que enfrentan los niños en línea, es importante que los padres se involucren.

Sepa lo que su adolescente está haciendo en línea. Tenga sus claves de acceso, sonara invasivo, pero “si no estás haciendo nada malo, ¿Por qué no puedo verlo?  Conosca sobre las últimas aplicaciones, sitios web y páginas de redes sociales que usan los adolescentes y tome medidas para mantener a su adolescente a salvo.

 

  1. Violencia en pantalla

Los adolescentes serán testigos de algunos medios violentos en un momento u otro. Y no solo la televisión, que ya casi no se usa, y en las películas. Muchos de los video juegos violentos de hoy   representan escenas sangrientas y actos perturbadores de agresión sin límites ni consecuencias.

Durante las últimas dos décadas, una multitud de estudios vincularon la observación de la violencia con la falta de empatía. Y los estudios muestran que el factor número uno para determinar cómo se relacionan los niños con los medios de comunicación es cómo piensan y actúan sus padres.

Según Common Sense Media , mientras más violencia observan los padres, más probable es que piensen que está bien que lo vean sus hijos.

Preste atención al uso de los medios de comunicación de su adolescente. No permita que los adolescentes vean películas con calificación R o jueguen videojuegos con calificación M No es bueno para nadie creer que por matar a una viejecita a golpes en un video juego podrás recibir recompensa o pasar horas matando zombis ayudara a tener una buena relación padre hijo. También es importante hablar sobre situaciones sexuales y estereotipos raciales que su adolescente pueda ver.

Cómo hablar con su adolescente

Plantear cualquier tema difícil con su adolescente puede sentirse incómodo. Y es probable que su adolescente no responda bien a una larga conferencia o a demasiadas preguntas directas.

Una buena manera de iniciar una conversación sobre drogas, sexo u otras situaciones incómodas es tercerizar, hacer una pregunta como: “¿Crees que esto es un gran problema en tu escuela?” y Escucha con cuidado lo que tu adolescente tiene que decir.

Sin embargo, hay que dejar claras tus expectativas, opiniones y posición. Con amor y comprensión hágale saber que aunque se equivoque, siempre su hogar y usted serán un lugar seguro para su refugio.

Proverbios 10:17

Camino a la vida es guardar la corrección: Mas el que deja la reprensión, yerra.

Comentarios