devocional | 23/Oct/14

Condenados y Desahuciados – Devocional

field-in-autumn-1411798-m
Mira este devocional que nos comparte especialidades juveniles Chile. Acerca de tomar decisiones en medio de situaciones y circustancias difíciles en nuestra vida. Y te animamos a que si estas pasando por alguna situación como esta en el ministerio puedas tomar estos consejos y pedirle al Señor que te guíe y fortalezca. Lee este devocional:

Recuerdo que por años, (no existía la cantidad de medios de comunicación instantánea que tenemos hoy), viví con terror a escuchar sonar el teléfono en altas horas de la noche.  Mis padres vivían a miles de kilómetros y mi temor era que un día cualquiera, sin previo aviso, mis hermanas llamaran para decirme que alguno de mis papás había fallecido.

A todos nos agradan las sorpresas, pero creo que nadie está 100% preparado para recibir esa clase de “noticias inesperadas”, llamadas que irrumpen en la “normalidad” de nuestra vida  dejándonos paralizados. En un segundo, de un minuto a otro, la vida da un giro inesperado.

Nuestros sueños y planes se ven abruptamente interrumpidos por un suceso que rompe con todo. Un intruso inesperado que echa abajo nuestros sueños, que nos hace dudar y cuestionar todo, que hiere profundamente nuestro corazón.

– Una enfermedad incurable   – Un accidente  – La muerte….

¡Esas no son el tipo de noticias que alguien desea escuchar! Parecen una condena al sufrimiento y desesperanza eterna. No hay nada que podamos hacer para evitarlo, son cosas que ocurren y que solo podremos sobrellevar en la medida en que contemos con la ayuda indicada para hacerlo.

“Ellos no tienen miedo de malas noticias; confían plenamente en que el Señor los cuidará”. Sal.112:7

Si aún no lo hemos hecho, este es el momento de confiar en Dios y de creer que Él tiene el poder para controlar nuestras vidas, aunque lo que estemos viviendo nos diga lo contrario. Hoy es el mejor día para poner nuestra fe en Jesucristo, el Hijo de Dios, quien experimentó la muerte para después resucitar y así liberarnos de una condena eterna. Cristo nos libra del temor a la muerte, porque él mismo derrotó a la muerte, él ya no está colgado en la cruz, ¡está vivo!

Sigue leyendo

Comentarios

Deja un comentario